Deportes

Incendios, saqueos, un muerto y heridos tras protestas en Chile

Daimler drives European shares lower as data stirs more fears

Según el diario El Mercurio, la explosiva situación social generó una crisis que “golpea al turismo”

La jornada de protestas y huelga general del martes en Chile dejó un balance de 849 detenidos, 46 civiles heridos y 19 comisarías de Policía atacadas, según informó ayer el cuerpo de Carabineros.

El general Enrique Monrás, jefe de la zona Metropolitana Oeste de Carabineros, indicó que el martes fue “uno de los días más violentos” en Santiago desde el inicio del estallido social, el 18 de octubre pasado.

“A nivel país, fue uno de los días más violentos que hemos tenido, especialmente en lo que tiene relación con los ataques a cuarteles, saqueos, la cantidad de funcionarios lesionados durante toda la jornada”, dijo Monrás.

Chile vivió el martes una agitada jornada de movilizaciones, incluida una huelga general, que sacó a miles de personas a las calles en todo el país, pero que estuvo manchada por saqueos, incendios, enfrentamientos con la Policía y otros hechos violentos que duraron hasta las primeras horas de ayer.

El general Monrás cifró en 248.000 las personas que participaron en manifestaciones en todo el país, 80.000 de ellas en Santiago, e hizo una distinción entre la mayoría que se manifiesta pacíficamente y la minoría violenta.

“Alrededor de 1.000, 1.500, 2.000 personas solamente se dedicaron al desorden, a agredir a personal de Carabineros, a dañar la propiedad pública y privada”, indicó.

Según Monrás, unos 340 carabineros resultaron heridos y fueron atacadas 19 comisarías policiales el martes y la madrugada de este miércoles.

En cuanto a los detenidos, 209 personas fueron arrestadas en Santiago y 640 en otras regiones del país. Además, 325 fueron detenidas por participar en saqueos de locales y comercios.

La cifra de civiles heridos en las protestas del martes ascendió a 46, de ellas 10 en la capital y 36 en otras zonas de Chile. Además, una persona murió atropellada en el contexto de una manifestación, dijo el general de Carabineros.

El presidente Sebastián Piñera compareció ayer ante los medios de comunicación para lamentar la “violencia y destrucción” de la jornada y anunció que agentes de policía que se hayan retirado de manera reciente se reintegrarán al servicio para fortalecer las fuerzas de seguridad.

Hizo un llamamiento a todas las fuerzas políticas, organizaciones sociales y ciudadanos a unirse en tres acuerdos: por la paz, por la justicia y por una nueva Constitución.  

En Calama, en el norte del país, un joven fue arrollado y muerto por el conductor de un camión que entró en pánico en medio de una manifestación.

Según el diario El Mercurio, la explosiva situación social generó una crisis que “golpea al turismo”.

 

Existe una gran cantidad de denuncias contra los carabineros por violaciones a los derechos humanos

 

PESO CHILENO MANTIENE CAÍDA

El peso chileno siguió desplomándose y el precio del dólar se anotó ayer un nuevo récord al rozar los 800 pesos, la cifra más alta desde 2002.

La divisa estadounidense cerró ayer en 795,5 pesos frente a los 781,7 del día anterior, pese a la intervención verbal del Banco Central, que no logró calmar los ánimos.

El ministro de Hacienda de Chile, Ignacio Briones, mostró cierta inquietud y dijo que la depreciación del peso chileno frente al dólar “tiene impacto en los precios, la inflación y una parte importante de bienes que consumimos”.

 

LA CONSTITUYENTE GANA FUERZA COMO APUESTA PARA DESCOMPRIMIR LA CRISIS

AFP

La realización de una Asamblea Constituyente en Chile para reemplazar la Constitución heredada de la dictadura de Augusto Pinochet se consolida como la gran apuesta de la oposición y grupos sociales para descomprimir la crisis en Chile.

El presidente Sebastián Piñera ratificó su propuesta para cambiar la Constitución que se ha mantenido en 30 años de democracia, en los que ningún proyecto prosperó para reemplazarla.

En un mensaje en el palacio de gobierno ampliamente esperado por la ciudadanía, el mandatario aseguró que el cambio se haría dentro del marco de la “institucionalidad democrática, pero con una clara y efectiva participación ciudadana, y con un plebiscito ratificatorio”.

Pero no mencionó la realización de una “Asamblea Constituyente”, como pide la oposición y agrupaciones gremiales. Incluso, esa opción había sido descartada el martes por la vocera oficial, Karla Rubilar. La propuesta del Gobierno es un “Congreso Constituyente”.

Esa opción “se aleja de la demanda popular por participación y deliberación”, dijeron en una declaración 14 partidos de la oposición, entre ellos el Partido Socialista, el Comunista, Radical y la Democracia Cristiana, además de la izquierda radical agrupada en el Frente Amplio.