Política

En el horroroso podio

Total, que lo que era grupo de diez gobernadores, se quedó en nueve

En el horroroso podio

A veces se nos escapa ya, por saturación, lo último en el desarrollo de la pandemia en el país.

México rebasó a Gran Bretaña en el número de muertos por COVID y eso, seguramente, desatará nuevas discusiones sobre el indicador por millón de habitantes o si nuestra curva está chaparrita y la de otros países parece la Sierra Madre Occidental…

Si nos descuidamos, terminaremos discutiendo sobre los twinkies .

Lo terrorífico es el dato en sí, no su cotejo contra los datos de otras naciones. Son 46 mil muertes y no hay motivo para pensar que no se alcanzarán las 50 mil antes de que acabe la siguiente semana.

Tampoco lo hay para suponer que la barrera de los 60 mil es exagerada en este momento.

¿Dónde nos vamos a detener en este conteo de muerte?¿Alguien tiene una idea sustentada o estamos acumulando decesos en un tanteo?

 

Corralito a la oposición

Ándele, eso debió doler a los góbers opositores que salieron a pedir la renuncia de Hugo López-Gatell. Javier Corral, ave de tempestades en el PAN, lo mismo que en el PRD, en la cámara en su momento e incluso en la Conago, marcó su distancia y aclaró que la proclama nunca le fue presentada.

Total, que lo que era grupo de diez gobernadores, se quedó en nueve.

Para los mandatarios de oposición de mayor exposición pública esto es una lección a aprender.

Que Corral no se muestre en este momento, no significa que se haya puesto de cabús de los trenecitos que arman quienes podrían tener aspiraciones para 2024.

 

Víctimas y dineros

Lo más impresionante del manoseo de datos personales de quienes sufrieron delitos gravísimos como desaparición forzada, trata u otros igualmente horrendos, es que ni siquiera se haya aclarado cuál era el objetivo de permitir que una ciudadana pudiera ir, pedir expedientes de investigaciones en curso, revisarlos, ¿hacer notas, fotos, copias? y a nadie se le ocurriera preguntar para qué usaría todo aquello.

Es posible que esto sea el último empujón para que en Palacio puedan dar la puntilla a un organismo pensado como respuesta a principios de alta legalidad, pero que nunca terminó de cuajar.

En lugar de propiciar que funcione bien, seguramente esto terminará en reformas legales para desactivar a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas.

Y en ello los panistas servirán de tontos útiles, pues fueron ellos los que presentaron una iniciativa para que el titular de la Comisión pueda ser removido libremente por el Ejecutivo federal.. A que ahora sí se mueve esa iniciativa.

 

[email protected]